Al Capitán Carlos A. Calvo (GADA 601)

Creíste que ser militar
requería adiestramiento
en recitar reglamentos
y en hoooooras de desfilar.

El borceguí bien lustrado,
y el uniforme impecable.
Era algo incuestionable
ser ducho en “Orden Cerrado”.

Capa-poncho mal doblada:
diez días de calabozo.
Y si estabas quisquilloso,
toda la tropa bailaba.

Lo tuyo era apretar giles
o intimidar estudiantes,
Seguro te era excitante
espiar "zurdos" y albañiles.

Que distinta fue la cosa
al pisar Islas Malvinas,
Se te escapaba la orina
ante la OTAN belicosa.

Cuando las bombas caían
te quedaste congelado,
en el pozo, "acovachado"
y tu voz … ya nadie oía.

De que cuernos te sirvió
Aprender los reglamentos,
Practicar alistamientos,
Si el miedo …. te devoró.

Capitán en la Argentina,
soldadito "de cuartel",
Triste ha sido tu papel
en la Guerra de Malvinas

Fingiendo una enfermedad
te escapaste como rata
partiste en una fragata.
en total clandestinidad.

Te volviste al continente
mientras los otros morían
¿Te preguntaste algún día,
que habrá sido de tu gente?

Te insultaron compañeros
a todos abandonaste
a pocos decepcionaste
siempre fuiste un traicionero

Que la culpa te devore
que no duermas nunca más
que te lleve Satanás
y el infierno te atesore.


:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

(Carlos Alberto Calvo fué un Capitán del GADA 601 que se arrojó, a los pocos días de iniciados los combates por Puerto Argentino, contra una cocina de combate para hacerse pasar como herido y ser trasladado al continente).

CCH

No hay comentarios:

Publicar un comentario